Vorstellungen

23.06.2019 Estreno

La casa de Bernarda Alba 
Federico Garcia Lorca

Esta obra se centra en la tiranía moral y la represión sexual que Bernarda ejercía sobre sus hijas. Bernarda les impone 8 años de aislamiento, llevando hasta lo irracional las convenciones sociales sobre el luto. La aparición de Pepe el Romano, dispuesto a casarse con la hija mayor, Angustias, desencadena el conflicto. Todas las hijas, a excepción de la menor, Adela, aceptan las disposiciones de su madre. Adela será el personaje rebelde, típico de Lorca, en el que se presenta la oposición entre la autoridad y el deseo.

Estreno: 23 Junio 2019

Hora: 19:00 Horas

Lugar: Stadteilschule Stellingen, Kleine Bühne

Coreografía: Margot Jaramillo

Dirección: Mavi Cubas

Elenco:

Bernarda: Rosa María Castro Bouzas
La Poncia: María Pinazo Rumi
La criada: Elevic Amaya Domínguez
María Josefa: Blanca Fernándz Góngora
Martirio: Marisa López
Angustias: María Ester Alonso Morales
Magdalena: Ana Silva Macha Enero
Amelia: Margot Jaramillo
Adela: Leticia López Fernández

Está claro que la obra de teatro La casa de Bernarda Alba es una tragedia de alto contenido simbólico.

Federico García Lorca escribió La casa de Bernarda Alba en 1936, poco antes de morir. Esta gran obra que se publicó póstumamente en 1945 muestra la maestría con la que Lorca aunaba la tradición con la vanguardia.

La tradición aparece en la representación de la represión ejercida sobre las mujeres en una familia rural de Andalucía, así como en la influencia tan marcada de la tragedia griega y el teatro del Siglo de Oro.La abundancia de simbología es de carácter vanguardista y muy común en las obras de Lorca.

En esta pieza Lorca también combina el compromiso social con el concepto de ars gratia artis  (el arte por el arte).

Cada cosa en esta tragedia significa algo más que una simple ambientación (lenguaje connotativo): el luto de las mujeres, el caballo garañón, la casa, el hombre, las mujeres, el bastón, la penumbra, la vieja y hasta el nombre de las muchachas.

Personajes

Angustias (Hija de Bernarda)

María Ester Alonso Morales
Argentina de Buenos Aires.
Abogada, actriz y activista de Derechos Humanos. Desde hace trece años resido en Hamburgo. Estudió Trabajo Social en la Universidad de Ciencias Aplicadas (HAW- Hamburg). He publicado “Entre dos orillas – Zwischen zwei Ufern” (La Plata, 2015) ; “Estirpe de Navegantes-Bitácora poética” (Galizia, 2016) y “Corazones oprimidos – Unterdrückte Herzen” (La Plata, 2018). Participé de la Antología “La Plata Spoon River” (La Plata, 2014). Me interesa la obra de Federico García Lorca porque es teatro poético.

Magdalena (Hija de Bernarda)

Ana Silvia Macha
Lima, Perú
Pedagoga Músical, canto y español para niños. Investigo el Clow terapéutico. Desde el año 2016 entreno en el grupo de Improvisación Teatral en el Taller de Teatro La Semilla, disfruto mucho compartir el espacio-tiempo. 2016 estreno del Popol Vuh, con el personaje de la serpiente emplumada. En la obra de La casa de Bernarda Alba, mi personaje es MAGDALENA, la llorona prisionera de la represión familiar, sexual y patriarcal, aquella que se ve a si misma con sinismo, evocando su felicidad del pasado. Mi trabajo actoral me ayudo a saborear la pena, conectarme con la tristeza, donde encontré mucha reflexion. Un acto de meditación.

Amelia (Hija de Bernarda)

Margot Jaramillo
Hamburgo, Alemania
Mi madre es Boliviana, mi padre Alemán. Trabajo en la administración de una empresa marítima inglés, mi pasión es el baile, soy bailarina y profesora de baile. Mi motivo de participar en la obra „La Casa de Bernarda Alba“ fué la invitación de mi amiga y compañera artística Mavi Cubas y el interés de combinar el teatro con el baile. Las coreografías son el resultado de improvisaciones con las acrtices. Se trata de sentir y transportar la pena, la opresión, la angustia, el martirio y todo termina en un acto de rebelión (zapateo). El baile de la tela blanca representa la pureza y la juventud. Tela blanca símboliza el velo blanco. La coreografía también termina en un acto de rebelión. Liberación.

Martirio (Hija de Bernarda)

Marisa López 
Española, de Caravaca, un pueblo de la Región de Murcia. Trabajo como profesora de Español en Hamburgo. Empecé en el grupo de la Semilla por curiosidad hacia el teatro. Lo más motivador es descubrir a Martirio y su relación con los demás personajes. Me interesan las personas miedosas y envidiosas, y ella lo es. Lo mejor de la obra: el grupo.

Adela (hija de Bernarda)

Leticia López Fernández 
Española, nacida en Almería.
Trabajo en el área de operaciones de una naviera. Mi vida en el teatro se inicia en 2015 en el Taller de Teatro La Semilla, participando en clases de improvisación Teatral. La motivación vino de mano de mi madre, quién siempre me lo recomendo como una forma de crecer personalmente, conocerse mejor y hacer buenas amistades. La Casa de Bernarda Alba me ha brindado todo eso y mucho más.

Bernarda Alba

Rosa Castro Bouzas
Española, de Galicia.
trabajo en Hamburgo como profesora de español en la Universidad Popular de esta ciudad. Si me gusta leer, más me gusta prestar mi cuerpo y mi alma a los personajes de las obras literarias. En esta ocasión doy vida a Bernarda a la que en mi juventud odié pero ahora con los años la veo como otra víctima aunque odiosa.
En el escenario me olvido de todo y lo mejor: me olvido de mí misma. Espero poder seguir dando vida a muchos más personajes con mis compañeras y directora Mavi Cubas.
Llegar al estreno no ha sido un camino de rosas pues también hay momentos difíciles pero merece la pena seguir…el teatro es mi consuelo.

María Josefa

Blanca Fernández Góngora
Española, de Madrid. Profesora de Español y Teatro en un instituto en Hamburgo. Siendo adolescente acompañé  a mi madre al estreno de la obra «El Público» en el Teatro María Guerrero. Esa noche nació en mí un amor por Lorca y por el teatro que no se ha extinguido a lo largo de los años. Llegué al taller «La Semilla» de mano de una amiga que insistió en que tenía que entrar a formar parte del grupo y del montaje. Desde aquí le agradezco la insistencia:  trabajar con estas estupendas actrices, poder meterse en la piel de un personaje tan apasionante como María Josefa y poder darle voz en mi lengua materna es una experiencia fascinante.

Poncia

María Pinazo Rumi
(Barcelona, Almería, Hamburgo) Educadora Infantil, desde muy joven (13) comienzo mi andadura escénica. Participando en grupos de teatro de barrio, en el colegio e instituto. Interesada por la interpretación, curiosa y autodidacta, me he dedicado durante unos años al
estudio y oficio actoral. En la actualidad, junto al Taller de Teatro La Semilla, afronto el personaje de Poncia (criada), en la obra de Lorca, La casa de Bernarda Alba. Personaje de gran importancia en la obra ya
que tiene una fuerte postura en relacion con los temas principales de la casa: autoritarismo contra rebeldia, mujeres contra varones y mujeres ricas contra mujeres pobres. Personaje ambigüo de gran reto interpretativo.

La criada

Elevic Amaya Domínguez
alumna permanente de esta vida, profesora de instituto especializada en las materias de español, teatro e informática y apasionada poetiza. Bernarda me llama a mediados del año 2017 para darle cuerpo al último eslabón de una cadena de personajes que ata y atrapa a esta familia en una sociedad clasista y machista. En mi pobre vida de servir a la familia durante años lloro la muerte de Antonio María Benavides y sé los secretos más guardados e íntimos de la familia que Bernarda intenta ocultar a ese pueblo andaluz cercado de montañas y de cielo azul. Me motiva enterarme de todo y aunque pareciera que no me entero de nada, lo sé todo y alcahueteo a las hijas para qué puedan ver a Pepe. A pesar que sé mucha información, nunca la discuto con nadie y comento algo de lo que pienso con mi cómplice Poncia. Un reto en la obra es el antagonismo con mi personaje, el haberlo encontrado y trabajado tal cual es. Sí, la Criada es la única que tiene un monólogo en la obra y si tuteo a Bernarda, será porque habrán por ahí secretos bien guardados.